Galería OMR presenta fragmentos selectos del gran cuerpo de fotografía del artista español, Alberto García-Alix. Formatos rotundos, retratos en su mayor desnudez, primeros planos que no dejan posible salida y paisajes que nos trasladan a realidades paralelas, registran la poética de la imagen vista desde el ojo del artista.

Su trabajo, íntimamente ligado a su vida y experiencias personales, muestra una profunda comprensión del retrato y la composición. A través de juegos de luz, sombra y texturas que se mezclan con contrastes sociales, García-Alix se desafía como fotógrafo al ser tanto narrador como protagonista de su obra y, al mismo tiempo, desafía al espectador, quien funge como testigo y en ocasiones voyeur de escenarios que constantemente le cuestionan. El fotógrafo se presenta como coleccionista de sujetos, situaciones y vidas, el diálogo que genera con los personajes retratados le permite establecer una comunicación que logra sobrevivir al paso del tiempo, reflejando el espíritu de rebelión de una generación. García-Alix es uno de los nombres más importantes en la fotografía europea contemporánea, con grandes muestras individuales internacionales como la retrospectiva realizada en los Encuentros Internacionales de Arles o la exposición De donde no se vuelve en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid en el 2008. El film homónimo se proyectó en el Centro Cultural de España, Ciudad de México, a partir del jueves 2 de junio hasta el domingo 12 del mismo del 2011.